Hamlet y el comercio electrónico

25 07 2007

Hamlet en la conocida obra literaria del ingles universal, ya se planteaba el” to be or not to be”, la duda existencial por la cual se planteaba ser o no ser. Esa duda existencial, la misma, están soportando las empresas de comercio electrónico a nivel mundial y en España en concreto. Ser o no ser, es lo que piensan muchos de los directivos responsables de llevar adelante estas empresas, no tuvieron dudas a la hora de estar en la red de redes, se percibió y se percibe que Internet es una gran oportunidad de negocio, recibiendo el apoyo de inversionistas o business angels de manera incondicional, y es que estar es algo tangible para las empresas, es algo que se puede mostrar, que se puede percibir con los sentidos más básicos. Tenemos Web site, que por cierto nos la diseño un artista, poseemos magníficos y potentes equipos, nos hemos gastado una pasta en la adquisición de software para el comercio electrónico, tenemos una plantilla de magníficos profesionales, hemos alojado nuestro servidor en un hotel de cinco estrellas, nuestro proveedor ISP es el mas caro del mercado y por supuesto el mejor; y con todo y con esto, el nivel de demanda que poseemos de nuestros productos nos va a llevar a la quiebra. Todas las empresas que se reflejen en estas palabras y aquéllos responsables que se identifiquen con estos comentarios, sufren el síndrome que yo denomino de HAMLET, la duda existencial e insoportable de como obtener resultados, lo peor es no tener claro cual es el camino estratégico a seguir para cambiar los números y por ende la situación, encontrarse en la disyuntiva de estar o ser alguien en Internet.Es rotundamente cierto, que el nivel de demanda que registra el comercio electrónico no es el deseado (sobre todo en B2C) y ni mucho menos el esperado, pero tampoco es incierto, que ese mismo nivel va siendo cada vez mas del agrado de las empresas, por lo tanto el remonte de la demanda parece garantizado. Es cierto, que muchas empresas que hacen sus incursiones en ese medio que se llama Internet y que pretende ofrecer sus productos y servicios, han tomado decisiones estratégicas que no parecen estar dando buenos resultados, así la gran mayoría de PYMES que se han decido por este medio, han resaltado las inversiones en tangibles (software, hardware, hosting, diseño, etc.) y han desestimado otras inversiones tan o mas importantes que estas, los intangibles (marca, notoriedad, ubicación, aportación de valor añadido al cliente, etc.).

To be or not to be, como la mayoría de todas las personas que leen estas líneas, saben que el verbo to be significa en Español, ser o estar, traducciones estas que si bien pueden ser validas para los anglosajones, el español las diferencia claramente, no es, ni por asomo lo mismo, estar en la red que ser alguien en Internet. Muchas empresas se han apresurado por estar en la red, dedicando importante inversiones a eso estar (tangibles), pero han descuidado ser alguien en la red (intangibles), de tal forma que esta forma de enfocar el acercamiento al comercio electrónico, en muchos casos, no ha sido del agrado de esas mismas empresas, es mas, responsables de estas me han comentado que Internet no es ningún chollo desde el punto de vista comercial, nunca he pensado que lo fuera sin más, pero tras revisar sus actuaciones en la red, si llegue a pensar que Internet jamás sería ese chollo para estas empresas, sino se procedía a un cambio estratégico importante. Para estos profesionales, en algunos casos, contratados con la etiqueta de e-manager, que no sé exactamente en que se diferencia de los managers de toda la vida, persiste la idea confusa del poder mágico de la red para la venta de servicios o productos, que por sí sola la red rescata clientes para mi empresa, dotando de un rol pasivo la acción comercial de mi empresa. Grosso error, Internet es un medio que abre las puertas a las empresas que juega con las reglas de comercialización que admite la red, que en definitiva se ciñe a las necesidades y deseos de los internautas, que en la actualidad son los que son y que son como son. Olvidar esto, es dar el primer paso para el fracaso en Internet. Pienso que el mercado de Internet explotara en cuanto a numero, demanda y accesos, aspectos estos de mucho interés para todos aquellos que quieran comercializar algo a través de la red, pero también sugiero, que es el momento para destacar en imagen de marca, notoriedad, aportación de valor añadido para clientes, en definitiva, ser alguien en la red de redes. Internet acepta las reglas de juego del marketing de servicios, donde estos intangibles decantan la decisión del cliente por un establecimiento u otro. El diseño adecuado, la estructura funcional de la Web site, seguridad en las transacciones comerciales y de información, relación e información compartida con clientes, inversiones adecuadas y planificadas en comunicación comercial on/off line, son todas ellas y agrupadas antídotos validos para el síndrome de Hamlet, que se resumen en queremos ser alguien o no en Internet. Las empresas esperaban resultados a corto plazo, esto nos muestra la realidad que no es así, habrá que planificar a medio-largo plazo con estos condicionantes. No debe ser la premura la característica de empresas de comercio electrónico, como nunca lo fue en el comercio tradicional (y es que tienen más en común de lo que nos pensábamos). Sigo creyendo y apostando por que Internet puede ser un buen negocio, pero nunca dando por sentado que basta con estar en la red.

Autor: Rafael Cera

Fuente: http://winred.com

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s