Las desigualdades digitales en Brasil

10 09 2007

La Red de Información Tecnológica Latinoamericana (Ritla) realizó una investigación donde relaciona la situación de los estados brasileños con el uso de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación.Por Marcelo García, AméricaEconomía.com

Un estudio reciente indica que los programas brasileños para extender el uso de las nuevas tecnologías son “insuficientes” para superar las diferencias con los países desarrollados y advirtió que pueden “reforzar las desigualdades existentes”.

En la investigación denominada “Mapa de las desigualdades digitales en Brasil”, elaborado por la organización intergubernamental Red de Información Tecnológica Latinoamericana (Ritla), se detalla que “con el ritmo actual demoraremos algunas décadas para llegar a los niveles (de desarrollo) que los países avanzados presentan hoy”.

Este documento acusa a los programas brasileños de “fragmentar” y “sectorizar” las estrategias de inclusión digital, hecho que está causado “por la ausencia de una política pública de Estado que establezca las metas, las estrategias y las inversiones necesarias” para disminuir las desigualdades. Incluso, agrega que el programa para instalar computadores en todas las escuelas del país para el 2010, anunciado por el presidente, Lula da Silva, ha beneficiado “hasta ahora y en mayor medida” a los grupos privilegiados.

Además, señala que la “brecha digital” entre ricos y pobres se agrava entre las regiones más ricas, como Brasilia, São Paulo y Rio de Janeiro, y los estados rurales y pobres del noreste, como Alagoas, Piauí y Sergipe, y Pará.

El estudio, de autoría del sociólogo Julio Jacobo Waiselfisz, está basado en los datos recientes del IBGE (Instituto Brasileño de Geografía y Estadística), donde ofrece una amplia visión de la situación de la exclusión digital en Brasil y presenta un conjunto de consideraciones y reflexiones al respecto. A través de un índice, se puede visualizar los campos de intervenciones necesarios para la formulación de políticas públicas capaces de democratizar el acceso a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Este Índice de Discriminación Digital (IDD) considera tres temas: las desigualdades en función de las diferencias entre las diversas regiones del país, las desigualdades socioeconómicas entre los individuos y las estrategias de superación, como centros gratuitos de acceso a internet y escuelas – y seis indicadores, todos relativos a desigualdades, como el uso de internet en casa, el uso de la red en general, de situación económica, de situación social, de acceso gratuito y de acceso en la escuela.

El trabajo apunta a que las desigualdades digitales reproducen y refuerzan las diferencias existentes en la sociedad. En los dos indicadores utilizados -internet en el domicilio y uso de internet- se nota una distribución territorial desigual: el 14,7% de la población brasileña de 10 años y más de edad vivía, en 2005, en habitaciones con acceso a internet. Pero los estados de Alagoas (noreste de Brasil) y en Maranhão esos índices fueron muy bajos (4,5% y 2,1% respectivamente), mientras que el Distrito Federal ostentaba una tasa de 31,1%.

Situación semejante ocurre con el uso de internet en cualquier sitio. Si la media nacional fue del 21,1% de la población brasileña de 10 años de edad y más, que accedió a la red en los tres meses anteriores a la encuesta del IBGE, hay también en este caso situaciones extremas: Alagoas y Maranhão, con el 7,6% y el 7,7% respectivamente y, en otro extremo, Brasilia, con el 41,1% de la población con acceso a internet.

Las iniciativas de democratización del acceso a la red tampoco han demostrado ser exitosas, según el informe. Solo el 2,1% de la población de 10 años y más de edad dijo haber frecuentado un centro gratuito, contra el 10,5% que usó la red en la casa, el 8,3% en el trabajo, el 5,4% en la escuela, y el 4,6% en centros pagos. Además, solo el 0,9% de la población del grupo de menor renta utilizó centros gratuitos, contra el 4,5% de la población más rica.

Por su parte, la ciudad de São Paulo presenta los mejores índices de acceso popular a sus centros gratuitos: el 2,4% del grupo de menor renta. Ese índice, muy bajo en términos internacionales, es el más alto que registra el país. En las escuelas, el escenario no mejora. Entre los estudiantes que frecuentan la enseñanza básica, sólo el 5,4% utilizan internet en la escuela. Esa proporción se eleva para el 37,7% cuando se trata del 10% de estudiantes con mayores recursos económicos. Así, la discriminación en el sistema educacional es aun más grande de la que se detecta en el uso de los centros gratuitos.

Como demuestra la investigación, las diversas desigualdades socioeconómicas que caracterizan a Brasil determinan fuertemente las condiciones de acceso a los beneficios de las tecnologías de la información. Si en 2005, el país superaba los 32 millones de usuarios de internet, eso representaba aproximadamente un 17% de su población. Dicha cifra es inferior si se compara con los países más avanzados e, incluso, es menor al analizarlos con varios países de América Latina, como Chile, Costa Rica, Argentina y Uruguay. Esto, sin analizar la gran concentración del acceso en los sectores de renta más elevada.

Por este motivo, el estudio señala que bajo esas condiciones de elevada concentración, resulta utópica y hasta paradojal priorizar la inclusión digital por la vía individual para aquellos que viven con escasos recursos.

La investigación también aclara que lo expuesto no representa una crítica a los programas de inclusión ya implantados, muchos de ellos meritorios y significativos, según señala. El objetivo final es destacar que tales esfuerzos están siendo insuficientes para superar las desigualdades. “Con el ritmo actual, tardaremos algunas décadas para alcanzar los niveles que presentan hoy los países avanzados”, puntualiza el estudio. Y, en ese futuro, tales países ya deberán estar en otro nivel muy distante. Por otro lado, con el direccionamiento y focalización actual, gran parte de los esfuerzos públicos seguirán siendo apropiados por los sectores que, de forma privada, ya concentran los beneficios sociales y económicos, reforzando las desigualdades existentes, precisa el documento.

Entre sus conclusiones, el estudio señala que existe una preocupante fragmentación y sectorización de las estrategias de inclusión. Además, señala que esto ocurre por la ausencia de una política pública de Estado, que establezca las metas, estrategias, inversiones necesarias y los roles de las instituciones para disminuir las desigualdades existentes. “En diversos países del mundo que tuvieron los últimos años significativos avances en esa área, como Finlandia y Chile, esa política surgió de un enorme acuerdo nacional público/privado, que actuó a modo de carta de navegación rumbo a la sociedad de la información y del conocimiento para las próximas décadas”, señala la investigación.

Además, alerta sobre la urgente necesidad de revisar las actuales estrategias de expansión de los espacios colectivos de acceso, en el sentido de intensificar drásticamente el ritmo de su expansión y de revertir el actual proceso de concentración del acceso.

Entre sus conclusiones, la investigación señala que “son muchas las evidencias que indican, de forma clara y convincente, que por la vía de una propuesta inclusiva y democrática se podrá garantizar que las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación cumplan su papel social, generando mejor calidad de vida para el conjunto de la población. Si no actuamos al respecto y no se apoya firme y decididamente medidas que disminuyan las desigualdades existentes o que limiten su consolidación, estaremos sólo reforzando el círculo perverso de la exclusión”, señala.

Bajar documento: Mapa de Desigualdades Digitales en Brasil (PDF – 1.80 Mb)


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s