Capacitación: aquí y ahora

4 01 2008
Nicolás Shea, director de eClassEn Chile, el ritmo de penetración de la capacitación vía e-learning va en aumento. Del 64% de las grandes empresas que usaban esta metodología en 2004, hoy llegamos al 92%.

Es inútil tapar el sol con un dedo. El advenimiento de la globalización y las nuevas tecnologías ha traído consigo un drástico giro en la estructura del mercado laboral, donde ha crecido el sector servicios y se valora aún más el empleo calificado. En ese contexto, la enseñanza media completa hace rato que ya no es suficiente, como tampoco lo son los estudios superiores, que ya no aseguran por sí solos empleabilidad, ni mucho menos éxito laboral.

Es acá donde decimos que el uso de las tecnologías en el ámbito de la capacitación laboral, a través del e-learning, puede marcar la vuelta de tuerca en materia de competitividad. Y se matan dos pájaros de un tiro: se accede a procesos de capacitación continua y, en forma consecuente, se habilitan vehículos que sirven para masificar el uso de las tecnologías de la información.

El ánimo no es desconocer el valor de los sistemas tradicionales de capacitación en el desarrollo del Capital Humano, si no de adicionar las metodologías que nos ofrecen los nuevos tiempos. La educación a distancia es un gran potenciador de la educación tradicional, pues el contacto en aula con profesor y compañeros es y seguirá siendo insustituible.

Sin embargo, sería inconcebible cerrarse a las bondades de la modernidad: la flexibilización del proceso de enseñanza, la adaptación a los distintos requerimientos y disponibilidades de cada persona, y la generación de ambientes de aprendizaje colaborativos que potencian el proceso de gestión basado en competencias.

Éstos son los modelos que el mundo globalizado privilegia y exige, pues las personas reciben una capacitación pertinente que aumenta su productividad y que optimiza o reduce los costos directos asociados a la capacitación corporativa. Principalmente, por economías de escala, menores costos logísticos y la no interferencia con la jornada laboral de los alumnos.

Según la consultora internacional en temas de estudios de mercado Forrester Research, un 79% de quienes se inclinan por el e-learning lo hace por su menor costo. De hecho, se estima que IBM ahorró unos US$ 200 millones en la formación de 95.000 empleados cuando adoptó esta metodología.

Si sumamos a lo anterior el subsidio a la capacitación que ofrece el SENCE, no quedan excusas para no capacitar. La clave, sin embargo, está en orientar la capacitación hacia aquellas competencias laborales requeridas por cada empresa. Éstas, en esencia, son las que desarrollen el valor agregado de las personas, de manera de mejorar su capacidad de respuesta y adaptación a los desafíos de productividad y competitividad que enfrenta diariamente en sus equipos de trabajo.

Fuente: http://www.diariopyme.cl/newtenberg/1929/article-80547.html

 


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s