Cómo afrontar los riesgos del e-learning

30 01 2008

Por Javier D. Lozano 

Las soluciones e-learning aumentan y consiguen resultados que, en determinadas experiencias, superan a las acciones de formación presencial. Este artículo persigue analizar los casos contrarios, es decir los riesgos que pueden provocar el fracaso del proyecto e-learning en la organización.

Como podemos ver en artículos anteriores, http://www.microsoft.com/spain/empresas/formacion/simulaciones_elearning2.mspx, http://www.microsoft.com/spain/empresas/formacion/tendencias_formacion.mspx y http://www.microsoft.com/spain/empresas/formacion/acciones_formacion.mspx las soluciones e-learning consiguen resultados muy positivos.

¿Hay fracasos en e-learning?

Muchos proveedores de estas soluciones nos centramos excesivamente en el análisis de las indudables ventajas de estas modalidades formativas, olvidando con frecuencia los problemas que se pueden generar al implantar una solución e-learning. Son muchas las entidades que, después de haber tenido una experiencia negativa, no quieren volver a repetirla.

La responsabilidad de los proveedores de e-learning es la de analizar qué aspectos pueden fallar antes de poner en marcha proyectos en los que se produzcan errores irreparables.

En este sentido entidades como la Asociación de Proveedores de E-learning (APEL) ha desarrollado un proyecto denominado Q-APEL para garantizar que los servicios de e-learning cumplen con un nivel de garantías que permita a los potenciales clientes afrontar con éxito sus proyectos de teleformación.

En el artículo http://www.microsoft.com/spain/empresas/formacion/modelo_elearning.mspx nos referimos a los tres pilares del e-learning. Y son sobre éstos (plataformas, contenidos y animación de cursos) donde se producen los fracasos.

Principales factores que afectan al desarrollo de los proyectos e-learning:

Desde la óptica de la infraestructura tecnológica, es preciso analizar con detalle la infraestructura tecnológica de emisor del curso y la de los receptores. A continuación comentamos ambos casos:

Infraestructura tecnológica del receptor del curso: Se han desarrollado acciones de teleformación sin haber estudiado previamente la situación tecnológica de los participantes de los cursos, provocándose situaciones en las que el acceso a los cursos era difícil, cuando no imposible, o una gran lentitud en la ejecución de los contenidos por lo que el participante se desmotivaba rápidamente y no finalizaba la formación. En muchas organizaciones las oficinas centrales disponen de una buena infraestructura y las pruebas se realizan por los responsables de formación con equipos actualizados y buenos anchos de banda de acceso a Internet o a la intranet corporativa. Al evaluarse correctamente los niveles de ejecución sin hacer pruebas en oficinas o delegaciones de la organización donde no se dispone este acceso, estamos provocando el fracaso de la solución de aprendizaje para aquel usuario final que va a realizar el curso. La solución para evitar estos errores se basa en realizar todas las pruebas pertinentes así como involucrar realmente al departamento de informática de forma que puedan realizar todas aquellas pruebas necesarias para evitar errores y elaborar el plan de contingencias que más se adecue a los posibles riesgos de implementación del proyecto.

Infraestructura tecnológica del emisor del curso: Otra causa de fracaso, menos frecuente que la anterior, es la de utilizar una plataforma inadecuada para la ejecución de los cursos. Por diversas causas (plataforma, contenido, ancho de banda, falta de escalabilidad, contenido inadecuado para la ejecución, etc.) se provoca el mismo efecto que el comentado anteriormente, es decir, el participante experimenta la ejecución e interacción del curso de forma deficiente provocando un conjunto de errores y el abandono del mismo. Para evitar cualquiera de estos problemas es preciso realizar una prueba piloto en diferentes escenarios y participantes que garantice la correcta ejecución en aquellos casos que la empresa considere adecuado.

Problemas en los cursos e-learning derivados de los contenidos:

Contenido de los cursos: Hay varias razones por las que el proyecto puede fracasar:

1. Contenidos no adaptados a los objetivos de la formación y del participante: los desarrollos de contenidos e-learning se pueden complicar y obedecen a un proceso muy elaborado. Si no se consigue transmitir conocimiento que ofrezca valor añadido al participante habrá muchas probabilidades de abandono.

2. Contenidos de bajo nivel de interacción: Puede darse casos de un contenido pedagógicamente correcto pero de un nivel de diseño bajo o inexistente. Circulan muchos cursos denominados de e-learning en formato de texto estático. El participante tenderá a no realizarlos por suponer un esfuerzo extra de concentración

3. Contenidos que no permiten seguimiento: Existen contenidos que no están adaptados correctamente a la plataforma sobre la que se ejecutan y hacen que no se pueda realizar el seguimiento adecuado por parte de los animadores de los cursos ni de los administradores. Un factor clave del éxito en e-learning es contar con una animación adecuada así como un soporte de tutorías o expertos que permitan crear una experiencia memorable al participante. Si estos contenidos por su tipo de diseño no ofrecen este tipo de información nos encontramos con otro riesgo de finalización del curso.

4. Para resolver esta situación es preciso que se realice un análisis de contenido por parte de los especialistas de formación así como pruebas con los que van a recibir el curso, de esta forma se contará con el respaldo adecuado de las personas que han probado antes el curso una vez lanzado el primer plan de formación.

Proyectos fallidos desde la óptica del participante

Existen varios casos que promueven los abandonos de los participantes, los más frecuentes son:

1. La formación e-learning no tiene el mismo valor que la formación presencial para la organización: un alumno no recibe las mismas ventajas en formación presencial que en e-learning. Por ejemplo:

– Provocar la formación e-learning fuera de horarios de trabajo, no computar esta formación en la ficha del alumno, intentar que el alumno se forme mientras está desarrollando otra tarea, realizar la formación e-learning en jornada laboral pero sin ningún tipo de horario dedicado exclusivamente a estas tareas, remunerar de algún modo la formación presencial y no hacerlo vía intranet/Internet. Todos estos casos hacen que el participante perciba la formación e-learning como un castigo o como un obstáculo de forma que abandona antes el curso o incluso ni accederá al curso con diversas excusas

2. El participante de los cursos no está preparado para realizarlos: si la organización pretende que se formen trabajadores con una cierta edad cuyo nivel de alfabetización digital es muy bajo, los resultados serán menores que si se dirige dicha formación a colectivos con rangos de edad inferior a los 40 años. El cambio del método de aprendizaje supone una nueva dimensión en la cultura de la organización y el elemento humano debe captar las ventajas de esta modalidad de formación. Si la primera experiencia de un individuo es negativa, será difícil volver a convencerle para que participe en otro curso.

3. El curso es voluntario: Esto puede ser una ventaja pero también un inconveniente. Si no se ofrece al participante un aliciente (en términos de premio o control) para su finalización probablemente se registrará en el curso pero después al no tener tiempo nunca lo terminará. Los cursos que mejor funcionan en la organización en modalidad e-learning son los obligatorios, que tienen que ver con su trabajo y que la organización pone los medios adecuados en términos de tiempos, infraestructura y recursos de la organización para que no sea un obstáculo la realización de los mismos.

4. La realización del curso no cuenta con el respaldo de los mandos intermedios: Se ha demostrado que cuando los responsables de departamentos o de grupos humanos no están de acuerdo o no creen en esta modalidad de formación, el índice de abandonos de los integrantes del grupo en mucho mayor. Esto obedece a que someten a los participantes a continuas interrupciones, no ofrecen los medios adecuados ni los recursos precisos. En este caso es fundamental pues involucrar a todos los responsables de personas para que actúen de forma coordinada y no se conviertan en barreras al proyecto.

5. Los cursos se lanzan sin conocimiento de los empleados: El cambio de entorno de aprendizaje hace que las personas deben ser conscientes del tipo de curso que van a realizar, como lo pueden hacer, a quien pueden acudir para recibir alguna ayuda, que medios disponen de soporte y que ventajas van a tener una vez realizado el curso (Diploma, conocimientos, mejora de tareas etc.). Varios proyectos han fracasado por la falta de información a los participantes y a sus jefes inmediatos.

6. Animación y tutorías deficientes: Si el soporte de respuesta a consultas que se le ofrece al participante es defectuoso en calidad o rapidez y no existe un seguimiento amigable que anime al participante a finalizar las acciones formativas la tasa de abandono crece sustancialmente al vivir la formación que recibe el participante como algo excesivamente frío y despersonalizado. Un adecuado protocolo de comunicación con el participante que interactue con el e integre a los expertos con los animadores permitirá motivarle para la finalización adecuada de las acciones formativas.

Otros factores que pueden abocar al fracaso de un proyecto e-learning:

Estos elementos no se refieren a los tres pilares descritos, aunque son frecuentes en las ejecuciones de los proyectos, una habla de los recursos que hay que aplicar a la teleformación (cuando se pretenden implementar soluciones de éxito sin recursos suficientes o cuando algún proveedor quiere desarrollar una solución sin experiencia con muchas probabilidades de fracaso)

Acción de formación e-learning centrada en reducir costes: En ocasiones hablar de formación por Internet tiene asunciones de bajo coste. Las soluciones de formación digitales pueden ser más económicas que las presenciales pero no siempre son mucho más baratas. El hecho de disminuir el presupuesto puede hacer que también lo haga en nivel de calidad y como consecuencia de resultados. En Internet hay cursos gratis que pueden descargarse en cualquier ordenador pero su efectividad es muy reducida. Es conveniente comprobar los recursos que se van a incluir en el proyecto en los tres elementos tratados con anterioridad. Por ejemplo: unas tutorías reactivas (que se atienda solo a las dudas o comentarios de los participantes, sin animación con actividades, prácticas y seguimiento personalizado de los avances del participante) permite reducir del 10 al 15% el coste del curso, pero puede provocar un índice de abandonos del 20 al 30%. Hay que evaluar previamente estas expectativas para desarrollar correctamente la experiencia.

Falta de experiencia del proveedor o ejecutor de los cursos: En este tipo de soluciones que afectan a muchas personas es conveniente contar con la experiencia de expertos que garanticen un mínimo nivel de ejecución, contar con consultores que demuestren amplia experiencia en proyectos similares permite obtener mayores garantías de ejecución. En ocasiones se han lanzado proyectos de e-learning sin analizar los riesgos convenientemente bien por necesidad de realización o de facturación y el proyecto se convierte en un sonado fracaso.

Conclusiones

Desde el receptor del curso (factor clave de éxito) hasta el proveedor de la solución tiene que haber una preparación previa necesaria para el éxito de la acción de teleformación. Los proyectos piloto, las pruebas, el conocimiento del producto, el sistema de animación, los sistemas de acceso y el resto de los elementos que influyen en el éxito o fracaso de un proyecto e-learning son fundamentales para la obtención del éxito. Y para esto la colaboración, el conocimiento y el trabajo en equipo de todos los implicados garantizaría la eliminación de los riesgos en el proyecto.

Fuente: http://www.microsoft.com/spain/empresas/formacion/riesgos_elearning.mspx


Acciones

Information

3 responses

3 03 2008
daniel agostini

Estoy totalmente de acuerdo con la nota, pero le agregaría que el estudiante debe primero constatar si el curso a realizar tiene aval académico. Hace unos meses abandoné un curso(que había abonado) por muchas de las causas aqui expuestas. Esa organización dice tener convenio con una universidad de mi país(argentina) y cuando voy a la página de está última ni aparece en su aula virtual. Envié una nota a esa Universidad y llamativamente no contestó. Cuando me dirijo a la Institución(CONEAU) que controla y certifica que un curso de posgrado en este caso un porgrama tiene categoría de maestría, de especialización o de doctorado, me contestaron que no existía tal programa.
También debo remarcar que esa organización recibe publicidad en varios entes internacionales( o sea de américa).
Saludos, Daniel
Pd: cuando me comuniqué con otros docentes universitarios de otro curso
que hice, me expresaron que ellos también debieron abandonar el mismo curso por iguales motivos, por lo tanto, ojo con los engaños, muchos tienen renombre pero detrás no hay nada.

3 04 2008
carlosperezquezada

Estimado Daniel, lo que comentas sucede constantemente, es por eso que antes de matricularse a un curso virtual uno debe cerciorarse de la titulación y validez del certificado o grado que otorga dicha organización.

Asimismo, hay muchas instituciones europeas que otorgan diplomas de estudios que no son reconocidos en nuestros países como tales, es por eso que se debe tener muy en cuenta la posibilidad de homologación de los mismos.

Saludos,

Carlos Pérez Q.

23 06 2012
Noé Saúl Rivera

Estimado Carlos
Estoy en el modulo introductorio de la gestion eLearning, y ha sido de gran aporte este tema. no dudo seguire consultando tus aportes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s