Sepa cómo afrontar una evaluación laboral

14 03 2008

Hoy en día es bastante común que las empresas, durante el proceso de selección de personal, recurran a una evaluación psicológica del postulante, la que en algunos casos produce nervios a los aspirantes.Por ejemplo, en Venezuela este tipo de evaluaciones es un requisito impuesto por la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopymat). Pero la práctica se extendió mucho antes de que se promulgara la ley, puesto que las empresas modernas siempre han usado estos exámenes para obtener información sobre la personalidad del aspirante, sus cualidades y su disposición para adaptarse al ambiente organizacional.

Antes de rendir una evaluación psicológica, puede consultar a personas que hayan tenido una experiencia similar a la suya. Aunque no puede encontrar dos experiencias iguales le permitirá conocer las diversas pruebas que se aplican, como cuestionarios, dibujos, test de manchas, relatos y entrevistas conductuales hasta dinámicas de grupo.

Lo que está claro en estos exámenes es que las técnicas estaban diseñadas para que no hubiese respuestas “correctas” o “incorrectas”; así que no tenía manera de “estudiar para el examen”.

Recomendaciones

Antes de rendir un examen es normal que los nervios se apoderen de usted. Para superarlos, tenga en cuenta estos consejos:

1. La noche anterior acuéstese temprano y trate de relajarse con un té o viendo una película (hay que despejar la mente para evitar cometer errores por nervios).

2. Escuche o lea bien para entender qué le piden (a veces respondemos erróneamente por no entender lo que se nos pregunta).

3. Asuma un espíritu optimista (es una actividad más y no tengo nada que esconder).

4. Haga el examen con honestidad, sin preparar respuestas (pues si lo descubren, será peor).

Gran parte de quienes son sometidos a estas evaluaciones se preguntan ¿para qué sirven?, ¿qué persiguen las empresas con estos exámenes?

La respuesta puede ser engañosa. Aunque de acuerdo con diversos expertos en el área laboral, es posible reprobar la evaluación psicológica sólo por no adaptarse a lo que la empresa busca, no por estar demente.

Estos exámenes no pretenden dar un diagnóstico de locura o sanidad mental. Su objetivo real es predecir la conducta del aspirante ante situaciones específicas de trabajo propias de la organización como trabajar en equipo, bajo presión y ser líder, entre otras.

Quienes son sometidos a estas pruebas no conocen sus resultados, ni aunque sean contratados por la empresa, pues ello podría condicionarlos en la realización de sus labores. De interés Clases de pruebas 1) Los test más comúnmente utilizados se pueden clasificar en los de personalidad y aptitud o eficiencia. 2) Los primeros tienen un valor informativo concerniente al carácter. 3) Está demostrado que falsearlos no haría más que causarte trastornos en el momento de la selección. 4) Los test de eficiencia son otra cuestión. Aquí la técnica puede darte una idea de las diferentes posibilidades de respuestas.

Fuente: http://pe.invertia.com/noticias/noticia.aspx?idNoticia=200803131457_EPR_71009261

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s