La respuesta de Coca-Cola al problema del agua

24 03 2008

El 18% de la población mundial no tiene agua potable y en los países en vías de desarrollo este recurso vuelve al entorno contaminado. En Egipto, el grupo y la Agencia de Desarrollo de Estados Unidos cofinancian plantas de tratamiento que beneficiarán a 80.000 personas.

FUENTE | Expansión 24/03/2008
En los países desarrollados, los problemas del agua están, por regla general, relacionados con la falta de este recurso. Por eso, pocas veces nos paramos a pensar en las dificultades de acceso a agua potable, un bien del que carecen más de 1.100 millones de personas, el equivalente al 18% de la población mundial.

En los países en vías de desarrollo y subdesarrollados, no basta con solucionar la disponibilidad de agua corriente. Igual de importante es el tratamiento del agua para que pueda ser reutilizada, por ejemplo, en el riego. Uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio fijados por Naciones Unidas es reducir a la mitad la proporción de personas sin acceso al agua potable y a la sanidad básica en 2025.

ALIANZA

En línea con este reto, Coca-Cola, a través de la Fundación Coca-Cola para África, y la Agencia de Desarrollo Internacional de Estados Unidos (Usaid, en sus siglas en inglés) pusieron en marcha en 2005 un programa denominado Alianza para el Agua y el Desarrollo (Wada, en inglés), que con una inversión de 13,8 millones de dólares (8,75 millones de euros) hasta 2010 pretende mejorar la calidad del agua en zonas deprimidas de catorce países (doce de ellos en África). El objetivo es mejorar la calidad de vida de 250.000 personas.

Egipto es uno de los países seleccionados por la Alianza para el Agua, ya que la contaminación del recurso genera importantes limitaciones de uso (el 80% del agua utilizada vuelve al entorno contaminada).

En las ciudades egipcias, el 90% de la población tiene acceso a agua potable; mientras que en las áreas rurales, donde viven alrededor de 40 millones de personas, sólo el 4% de los habitantes cuentan con este bien.

La alianza entre Coca-Cola y Usaid, junto con Unicef, la consultora International Resources Group (IRG) y el Gobierno egipcio, pretende mejorar la calidad del agua y su reutilización en dos áreas rurales del país (Gharbiya y Qena) donde habitan alrededor de 80.000 personas.

PLANTAS

Para ello, se instalarán unas plantas de saneamiento con un coste de 100.000 dólares por unidad y un mantenimiento muy sencillo. Uno de los pueblos de la zona de Gharbiya, donde a finales de año entrará en funcionamiento una de estas plantas es Shubraqas, en un terreno de cultivo cedido por los vecinos y próximo a un canal que se encuentra muy contaminado, con vertidos agrícolas y aguas fecales sin tratar.

Aunque la conexión al servicio de tratamiento tendrá un coste de 275 libras egipcias (32,8 euros), los habitantes del pueblo como Al Mohammid Fat-hi afirman que “están dispuestos a abonarse si el servicio es bueno”. Llegar a este convencimiento básico para garantizar la continuidad y viabilidad del proyecto en el futuro ha requerido un arduo trabajo por parte de los promotores.

Los beneficios de una planta de tratamiento de agua pueden ya apreciarse en la villa de Senbo, también en la zona de Gharbiya. Desde hace dos años, cuenta con una planta a la que están conectadas 1.500 familias, aunque puede dar servicio a 17.000 habitantes. Desde su entrada en funcionamiento, las enfermedades relacionadas con el agua, como la diarrea, en las proximidades de la planta se han reducido prácticamente a cero, cuando anteriormente se encontraba afectada casi un 50% de la población.

MENOS AGUA EN LA PRODUCCIÓN DE ‘COCA-COLA’

En paralelo con sus actuaciones relacionadas con el agua a través de la Fundación Coca-Cola para África, el gigante de Atlanta tiene entre sus objetivos promover un uso eficiente del recurso entre sus embotelladores. La planta de Kalioub en El Cairo no es una excepción. En esta instalación se ha logrado reducir la cantidad necesaria de agua para producir un litro de refresco de 3,8 litros a 3 litros. En todo el mundo, la media para producir un litro de Coca-Cola es de 2,5 litros de agua, aunque Europa está por debajo de la media mundial, con 2,1 litros. La planta de Kalioub cuenta además con una planta de tratamiento de agua, diariamente procesa 600 metros cúbicos.

Del total, 200 metros cúbicos se destinan a la producción de las bebidas y otros 100 se reutilizan internamente dentro de la planta. Los 300 metros cúbicos restantes se vierten a la red pública de saneamiento. El objetivo de Coca-Cola es que en 2010 todas las plantas embotelladoras del mundo cuenten con un sistema de tratamiento de agua, siempre y cuando no sea posible conectarse al sistema público, como ocurre en los países desarrollados. La Fundación Coca-Cola para África, creada en 2001, ha invertido hasta el pasado año 5,5 millones de dólares en proyectos medioambientales, donde se incluye la mejora de la calidad del agua. Este año, prevé invertir 2,3 millones más.

La organización también aborda proyectos educativos a los que ha destinado 7,75 millones de dólares, mientras que la mejora de la salud ha contado con 5,5 millones. La fundación promueve asimismo el acceso a oportunidades laborales, con un presupuesto de dos millones de dólares.

Autor: I. Elizalde

Fuente: http://www.madrimasd.org/informacionidi/noticias/noticia.asp?id=33706&origen=notiweb


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s