Preocupación por la transferencia de la I+D al Gobierno vasco

3 10 2008

La posibilidad de que José Luis Rodríguez Zapatero ceda a las presiones del gobierno vasco y le transfiera las competencias en investigación científica y técnica a cambio de su apoyo en los Presupuestos del Estado ha causado honda preocupación no sólo en círculos científicos, sino también políticos, incluidas las propias filas socialistas.

FUENTE | ABC Periódico Electrónico S.A. 03/10/2008

Al menos en dos ocasiones (en Sevilla y en San Sebastián), la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha manifestado a las claras su rechazo ante una posibilidad que, a su juicio, se opone frontalmente a los intereses de la Ciencia y del desarrollo económico de España en el marco europeo. Por su parte, desde distintas instancias políticas vascas se ha venido insistiendo estos días en la necesidad de «apretarle las tuercas al Gobierno» para que finalmente transfiera esas competencias.

Así, la Comisión de Innovación y Sociedad del Conocimiento de las Juntas Generales de Guipúzcoa aprobaba el viernes «instar al Gobierno del Estado a transferir a la Comunidad Autónoma Vasca las competencias de investigación científica y técnica». El portavoz de Eusko Alkartasuna en dicha Comisión, Juan Ignacio Galdós, criticaba ásperamente a la ministra de Ciencia afirmando que «desafina reiteradamente en sus manifestaciones». El propio Ibarretxe, en el Pleno del Parlamento autonómico, aseguraba ese mismo día que la actitud de Garmendia «no es de recibo».

APOYO A LA MINISTRA

Sin embargo, según ha podido comprobar ABC, las posiciones de la ministra cuentan con un amplio respaldo tanto entre científicos como políticos. Durante una conversación telefónica, el secretario de Estado de Investigación, Carlos Martínez, aseguraba a este diario que está «completamente de acuerdo» con lo expresado por Garmendia, en el sentido de que transferir las competencias en I+D «va en contra de las actuaciones de Europa y de los intereses de España».

Martínez afirmó que «según la Constitución y el Estatuto vasco tenemos (el gobierno central y los autonómicos) competencias concurrentes» y que «lo mejor es la cooperación mutua entre ambos gobiernos, no el enfrentamiento». El secretario de estado mostró también su preocupación por el futuro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), del que fue presidente: «Si se decidiera transferir la investigación habría que pensar nuevas fórmulas. La visión del científico es que la Ciencia es global y no fragmentada, y para eso tenemos que actuar juntos. No contemplo otro marco que no sea el de la colaboración».

«17 CSIC PEQUEÑOS»

Rafael Rodrigo, actual presidente del CSIC, va más allá y aseguró a ABC que «si se abre esta caja de Pandora (transferir la I+D) nadie sabe lo que va a pasar después. Tras el País Vasco vendrá Cataluña, y después otros… Con las competencias transferidas el CSIC ya no tendría sentido, porque habría 17 csic pequeños». Para Rodrigo, «las competencias deben ser concurrentes y no exclusivas. En Ciencia intentamos colaborar entre países, comunidades etc. Cualquier traspaso de competencias merma esa colaboración. Cuando Europa intenta unirse, nosotros parece que queremos hacer proyectos cada vez más pequeños. Así no podemos ser competitivos. La ciencia debe apostar por unir esfuerzos, no por distribuirlos».

CONTRIBUIR AL BIEN COMÚN

Para el microbiólogo César Nombela, que también ostentó el cargo de presidente del CSIC, «la transferencia significa que la comunidad que recibe la competencia tiene que financiar a sus grupos y dejar de concurrir a los programas nacionales. En el País Vasco hay una masa científica muy importante, que debe contribuir al bien común. Sería muy contraproducente y contrario a cualquier política científica seria hacer otra cosa. La ministra se ha puesto firme y tiene todo mi apoyo. Y siendo vasca, su acción tiene aún más valor. El estado no puede renunciar a unas competencias que le corresponden por la Constitución».

Nombela está convencido de que «Si se transfiere ahora la I+D a unos, será difícil encontrar argumentos para no hacer lo mismo con otros. Además, hay que desmentir el supuesto argumento de que el estatuto de Guernika establecía estas transferencias y que no se han hecho. Eso es mentira».

Por su parte, Joan Guinovart, presidente de la Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce), considera que «no sería adecuada una distribución de los fondos de I+D en función del porcentaje de población. Si es una política matemática (12% de población igual a 12 % de presupuesto), no debe hacerse». Guinovart apuesta por hacer «polos de desarrollo. Unas ciudades de la ciencia, otras de la naturaleza y otras, por qué no, del turismo o de la gastronomía. Tiene que ser una suma de todos, incluidas las autonomías».

Autor:   J. M. Nieves

   Enlaces de interés
– Weblog madri+d: Política Científica
– Weblog madri+d: La imagen de la ciencia
– Weblog madri+d: A Ciencia y Conciencia

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s