¿Es bueno realizar un master sin experiencia?

26 06 2009

Pese a que en Europa existen maestrías dirigidas a profesionales recién egresados, en América Latina la experiencia de los alumnos es considerada un criterio clave de calidad y éxito.

Santiago. La experiencia laboral es un requisito indispensable en las escuelas de negocios de América Latina a la hora de realizar un MBA. Pese a que en muchos países del mundo existen maestrías dirigidas a profesionales recién egresados, en la región la experiencia de los participantes es considerada un criterio clave de calidad y garantía de éxito.

En Estados Unidos y sobre todo en Europa, a diferencia de América Latina, existe una clara división entre maestrías para profesionales con experiencia y maestrías para licenciados universitarios sin o con muy poca experiencia. Para los ejecutivos de estos países, realizar, por ejemplo un Master en Management es muy rentable ya que supone un primer contacto con el funcionamiento de una empresa y la posibilidad de acceder a un puesto de trabajo con una calificación muy superior a quien no ha realizado una maestría.

Sin embargo, para los académicos de las instituciones regionales, la capacidad para desarrollar patrones mentales de problemas empresariales requiere repetidas vivencias de problemas similares, por lo que sólo teniendo esas plantillas de problemas, encontrarán de utilidad los modelos y las herramientas que las escuelas les ofrecen.

Según comentó a AméricaEconomía.com, Virginia Lasio, directora y profesora de Comportamiento Organizacional de Espae, Ecuador, “un profesional aprovecha mejor un MBA si posee experiencia previa. No necesariamente experiencia directiva pero haber estado expuesto al ambiente de una empresa u otro tipo de organización”.

La especialista explicó que la reflexión sobre las experiencias, desde diversas perspectivas conceptuales en un MBA, facilita y enriquece el aprendizaje y prepara además para un futuro de conocimientos permanente.

Para la mayoría de los expertos latinoamericanos, las maestrías relacionadas con la administración tienen una orientación práctica, uno de los factores que se relaciona más es el intercambio de experiencias. Por esto es que usualmente se pide a los postulantes que tengan al menos dos años de experiencia en un cargo de responsabilidad.

“El paquete compensatorio típico ofrecido a un graduado del MBA con más de tres años de experiencia puede ser dos veces mayor al que se le ofrece a los graduados sin experiencia. Consecuentemente, un estudiante con experiencia recupera más rápidamente la inversión en la maestría”, explicó el decano de Incae, Niels Ketelhöhn.
Por su parte, Ricardo Pino, director de Centrum Alianzas de Perú, afirmó que la experiencia previa es necesaria, no sólo para el aprendizaje del alumno sino para que éste aporte al aprendizaje de los demás participantes en su clase.

“En un MBA se da el aprendizaje colaborativo, en el que el análisis desde diferentes puntos de vista empresarial ayuda a que todos desarrollen una visión amplia y gerencial de los negocios. Existe interdependencia en el aprendizaje de los alumnos”, aseveró. 

Sin embargo, el académico aclaró que si la maestría es considerada una especialización, ésta podría verse como una extensión del pregrado y, por ende, los alumnos no verían necesaria una experiencia previa para realizar un MBA.

“Muchos alumnos preguntan por qué llevar en un MBA algunos de los cursos que ya llevaron en pregrado, como si fueran a repetir lo mismo. La respuesta es porque el enfoque es distinto. La visión de los participantes y el análisis que efectúan se enriquece porque relacionan los temas de clase con su día a día profesional, algo que no se logra en pregrado”, afirmó.

Maestrías in Management. Al contrario de las escuelas de negocios latinoamericanas, las europeas ofrecen a sus recién graduados la posibilidad de realizar una maestría sin haber trabajando previamente. Estos programas, los Master in Management, abordan aspectos más amplios de administración, pero la principal diferencia que tienen con un MBA es a qué tipo de persona van dirigidos.

“Los Masters in Management tienen un carácter generalista en donde se estudian todas las aéreas de una empresa y, posteriormente, permite a quien lo realiza una especialización. Va dirigido a personas con poca experiencia que quieran conocer el funcionamiento de una empresa o aquellas que tengan claro un área de la empresa y que quieran acceder a un primer puesto de trabajo con una base de conocimientos más sólida”, explicó Fernando Fontes, director de Relaciones Institucionales para Iberoamérica del IE de España.

Agregó que el MBA, por el contrario, “va dirigido a personas con experiencia que no hayan realizado un Master in Management y que quieran progresar en su carrera profesional, después de varios años trabajando”.

Según el especialista, el mercado laboral europeo reconoce igualmente a los Masters in Management y a los MBA en los distintos momentos profesionales de cada persona, por lo que no es conveniente evaluar cual es mejor o peor que otro, o si realmente es bueno o no realizar uno de los dos.

“Creo que no debemos hablar de ventajas o desventajas de cada uno de los programas, sino de la correcta elección de un master, dependiendo de las circunstancias de cada persona y de cual es la etapa de su carrera en la que se encuentra”, concluyó.

http://www.americaeconomia.com/293371-Es-bueno-realizar-un-master-sin-experiencia.note.aspx

Anuncios




Lo que se debe evitar en una entrevista de trabajo

4 05 2009

Entrevistadores y entrevistados tienden a cometer errores en la entrevista laboral. El problema surge cuando estos errores generan una impresión distinta a lo que se busca proyectar

Santiago. Tanto los entrevistadores como los entrevistados están propensos a cometer errores en la entrevista laboral. Algunos provienen de una falta de preparación, otros de una inadecuada ejecución, pero finalmente todos tienden a generar una impresión equívoca, tanto del que aspira a un puesto como de quien presenta el cargo y sus condiciones. 

Para un entrevistador, por ejemplo, es vital estructurar la entrevista, predefinir qué competencias quiere saber si su entrevistado posee o no. Dado que las competencias son comportamientos observables, el entrevistador no debería preguntar sobre situaciones hipotéticas futuras (“¿Qué harías si…”), sino en hacer que su entrevistado le relate eventos del pasado (“Cuéntame de alguna vez en la que tú…”).

“Al preguntar sobre el contexto de un incidente pasado, sobre  los participantes, las acciones y los resultados del incidente, el entrevistador podrá deducir la participación del entrevistado y si mostró, en aquella ocasión, los comportamientos que está buscando. Un incidente pasado es más difícil de inventar, y revela más que el describir una situación futura”, explicó a AmericaEconomia.com, José Antonio Espinoza, profesor e investigador de Centrum Católica de Perú.

En el caso del entrevistado, uno de los errores más comunes es que tiende a ponerse nervioso, a hablar más de la cuenta o a mostrar inseguridad. Si bien estos comportamientos podrían considerarse más bien normales o lógicos, lo cierto es que la exageración de cada uno de ellos también puede jugar en contra del postulante.

“El entrevistado debe tener una preparación adecuada. La más importante está en clarificar sus valores, sus expectativas, sus metas, su plan de vida. Esto dará el marco para poder responder a las preguntas más imprevistas, mostrando consistencia en sus respuestas sin caer en contradicciones”, explicó Espinoza.

Adicionalmente el entrevistado debe estar preparado para hablar de sus habilidades emocionales. Será importante que describa como es que reconoce e influencia tanto en sus emociones como en las emociones de los demás. El entrevistado debe expresar seguridad, confianza en sí mismo y entusiasmo.

“Es importante que el candidato procure transmitir esos aspectos que necesita conocer el entrevistador y, por supuesto, que en la primera impresión se refleje la personalidad mediante un apretón de manos, una apariencia adecuada, la extroversión justa y una comunicación verbal, clara y precisa”, comentó Andrés O. Hatum, profesor de comportamiento humano en la organización del IAE Business School de Argentina.

Percepciones equivocadas. Uno de los típicos errores que comete el entrevistador es el que, sin duda, constituyen las percepciones equivocadas. Según el especialista de Centrum, una de ellas es el “efecto halo” que consiste en fijarse solamente en un detalle y calificar con ello al entrevistado en su totalidad, como por ejemplo, su universidad de origen, la empresa en la que antes trabajó y la persona que lo presenta, entre otros.

“El entrevistador debe concentrarse en determinar por sobre la impresión que pueda causarle el candidato aquellos aspectos relevantes como son la iniciativa, la habilidad para trabajar en equipo y lograr los objetivos, la competencia técnica, el intelecto y las dotes de liderazgo, entre otros”, coincidió Hatum.

En ese sentido, el académico del IAE recalcó que uno de los problemas que más interfieren en un proceso de selección es precisamente que los entrevistadores pasan por alto información importante, hablan demasiado, se dejan afectar por prejuicios y estereotipos y, muchas veces, están presionados por cubrir el puesto que necesitan.
“El entrevistador, en un proceso de selección laboral, debe dejar que la personalidad del candidato se imponga por sobre aquello que es necesario: detectar la habilidad que tiene el candidato para hacer el trabajo”, estimó.

Finalmente, los especialistas afirmaron que, ante las preguntas del entrevistador, es de esperarse que un buen entrevistado piense algunos segundos antes de responder. Sus respuestas no tienen que ser inmediatas, pero cuando responda debe hacerlo con convicción. “Y en algunos momentos con pasión, porque la pasión convence, concluyó Espinoza.

Errores insólitos. A fines de 2008, el sitio www.careerbuilder.com, una de las cuatro páginas estadounidenses más importantes en la búsqueda de empleo, reveló los peores errores que han cometido los aspirantes a un puesto de trabajo.

A través de una encuesta realizada a 3.061 personas encargadas de contratar personal para las empresas y a profesionales de recursos humanos, la web elaboró una lista con las equivocaciones más insólitas vistas en cualquier entrevista laboral.

Entre éstas se encontraba la de un candidato que comentó a su entrevistador que no se quedaría por mucho tiempo en el puesto al que postulaba porque un tío suyo, que estaba a punto de morir, le dejaría una gran herencia.

Un segundo postulante salió repentinamente del lugar en el que se le estaba entrevistando, porque su teléfono móvil estaba sonando y porque debía tener una conversación privada.

No menos insólita resultó la de un candidato que admitió haber sido despedido de su último trabajo por haber golpeado a su jefe, y la de otro postulante que se presentaba a un puesto de contabilidad y que aseguró ser un profesional óptimo en relaciones sociales, pero muy malo en números.

Finalmente, el sitio incluyó en su lista a un último candidato que sacó un cepillo y comenzó a peinarse durante la entrevista. Saque usted sus propias conclusiones.

Fuente: http://www.americaeconomia.com/Note.aspx?Note=260652





¿Cómo conseguir trabajo en época de crisis?

17 04 2009

Perder el empleo es una situación desagradable. Pero caer en la tristeza y el autocompadecimiento no ayudará a lograr la reincorporación al mundo laboral

“Desempleo en la región llega a máximos históricos”. “Anuncian recortes salariales y despidos masivos”. “Empresas cancelan proyectos y despiden a trabajadores”. Es cierto. Este tipo de titulares se ha transformado en la portada habitual de periódicos, radios, canales de televisión y sitios de Internet, desde que se desató la crisis financiera global.

El panorama no parece alentador para los miles de trabajadores que aún conservan sus empleos y que ven a diario y con temor los despidos que se efectúan en sus empresas. Pero aún menos auspicioso resulta ser para aquellos profesionales que ya fueron desvinculados de sus puestos y que deberán poner su máximo esfuerzo en la búsqueda de un nuevo empleo.

Está claro: encontrar un trabajo en época de crisis no es una tarea fácil. Perder el puesto es efectivamente una situación desagradable que muchas veces desmoraliza al que la vive. Sin embargo, caer en el autocompadecimiento no ayudará en absoluto a lograr la reincorporación al mundo laboral. Por ello, será fundamental pensar que la cesantía es solo un periodo de carácter transitorio que deberá enfrentarse de la forma más positiva posible. 

“Cuando un ejecutivo es despedido debe reconocer que estará de duelo por algún tiempo y es importante que sepa manejar este período lo mejor posible para que no interfiera con la búsqueda de una nueva oportunidad”, dijo a AméricaEconomía.com la directora general de Desarrollo Humano de la escuela de negocios costarricense Incae, Querube Alexandrópulos.

Según la experta, el tiempo en el que un ejecutivo esté cesante será una excelente instancia para reflexionar sobre su carrera profesional, logros alcanzados, balance vida-trabajo, prioridades, fortalezas y áreas de mejoría. Esto, a fin de que pueda aprovechar el cambio para alinear sus objetivos de vida con sus objetivos profesionales y con los de una nueva empresa u organización.

“El ejecutivo deberá realizar una autoevaluación enumerando sus competencias y destrezas, definiendo en el ámbito profesional, qué es lo que desea trabajar, dónde desea desarrollarlo y cómo quiere lograrlo”, sostuvo, en la misma línea, el country manager de Meta 4, Roger Marull.

Actualice su currículum y utilice Internet. Una vez que el profesional ha asimilado y aceptado su nueva condición debe centrar sus objetivos en una sola meta: conseguir empleo. Y para ello, será recomendable, según los especialistas, seguir algunos pasos que le permitirán desarrollar mejor su proceso de reincorporación laboral.

“Lo primero es que revise y reconstruya su curriculum vitae. Deberá  realizar una lista de los logros alcanzados en el pasado, los problemas o retos que se tuvo que enfrentar, qué se utilizó para resolver el problema”, sostuvo Marull. 

Junto con esto, será aconsejable que elabore una lista de amigos, familiares o ex compañeros de trabajo que puedan dar buenas referencias de su trabajo. Para ello, puede apoyarse de redes sociales gratuitas disponibles en Internet, como Facebook o Twitter, en donde podrá poner a sus contactos al tanto de su situación.

El director del servicio de carreras de Incae, Neil Camacho, recomendó a los profesionales identificar más oportunidades laborales participando de todos los foros en los que se ofertan puestos afines al potencial y experiencia personal, desde Bolsas de Trabajo, hasta sitios especializados en el tema, sin dejar de lado los diarios, pero dando especial énfasis al “networking”, o uso de los contactos profesionales y la tecnología, para darse a conocer y evaluar más opciones.

Sepa venderse. Otra de las recomendaciones que hacen los expertos a los profesionales que buscan trabajo es que se mercadeen, es decir, que sepan venderse y demostrar porqué deben obtener ese puesto.

“En una entrevista usted es el producto, por lo que debe aflorar lo mejor de usted, tratando de mostrarse abierto, dispuesto, honesto y resaltar todas sus cualidades relevantes para el puesto al cual postula”, explicó el country manager de Meta 4.

Para el experto, el ejecutivo debe vender muy bien la diferencia competitiva que ofrece con base en su experiencia y su potencial, pero sin mentir ni pretender áreas en las cuales no se realiza, sino enfocado en lo que simultáneamente le gusta y sabe hacer.

Según Camacho, será necesario que el profesional optimice su valor agregado mejorando el nivel de un determinado idioma o dar los primeros pasos en otro, iniciar o ampliar conocimientos acerca del uso de la tecnología para hacer más eficientes los procesos productivos de bienes o servicios, y profundizar conocimientos en temas actuales, pero simultáneamente sostenibles, como el mercadeo digital. 

Finalmente, el especialista de la institución costarricense expresó que ser despedido puede convertirse incluso en una oportunidad para realizar un cambio radical en la vida profesional y potenciar áreas distintas a las que se estaba acostumbrado a desempeñarse.

“El despido puede conllevar a desarrollar un nuevo negocio, hacer un cambio de carrera basado en experiencia y potencial, y en general, a identificar oportunidades fuera del marco o paradigma en que cómodamente se está acostumbrado a trabajar”, concluyó.

Fuente: http://www.americaeconomia.com/Note.aspx?Note=253146





Liderazgo y complejidad

17 04 2009

Por Lydia Arbaiza, PhD y profesora de Universidad Esan

Por Lydia Arbaiza, PhD y profesora de Universidad Esan

Todas las personas que forman parte de una organización, son personas privilegiadas a través de la complejidad y el caos. La organización es un mundo donde los miembros que la conforman, poseen ideas y lógicas distintas, por lo tanto resulta ser un conjunto de mundos paralelos que gozan de la  incertidumbre, el desequilibrio, el caos y la complejidad.

 

 

Algunos autores comentan que, el nuevo paradigma es la organización alejada del equilibrio en la que coexisten la inestabilidad, la tensión, el conflicto y el riesgo con el aprendizaje continuo, por medio del cual pueden crearse y descubrirse futuros no conocidos.

El paradigma emergente de la complejidad, contempla a la naturaleza como un conglomerado dinámico y complejo de relaciones entre subsistemas interdependientes que está revolucionando la forma en cómo las organizaciones ven el mundo.

Por lo tanto, este dinamismo e interacción podrían ser los causantes de que emerjan nuevas direcciones en el desarrollo de la organización. El reto que enfrentan las organizaciones actuales, está en forjar un liderazgo acorde a las necesidades organizacionales del futuro.

Esta nueva visión, enfrenta el problema de la gestión empresarial desde una nueva perspectiva, que se sustenta en un nuevo perfil de liderazgo, en el cual la persona que lo ejerce, protagoniza a alguien proactivo, imaginativo y creativo y con amplia visión del mundo.

El liderazgo emerge entonces a partir de las relaciones e interacciones entre las personas que conforman la organización en su totalidad. El liderazgo es uno de los propósitos que determinan la creación y la existencia de la organización.

La necesidad de un sistema humano tan complejo como éste, se hace necesario para que el liderazgo sea tomado como un agente que facilite y coordine las interacciones entre los miembros de la organización. Los desafíos que atraviesan los líderes y los miembros de las organizaciones contemporáneas son bastante considerables y tienen que estar preparados para enfrentarlos, pues el liderazgo asume un papel protagónico en el cambio dentro de las organizaciones.

El liderazgo debe ser capaz de diseñar y crear nuevos escenarios organizacionales que conlleven al éxito. Las compañías exitosas se encuentran en la búsqueda constante de  personas potenciales que sean capaces de liderar exitosamente.

Algunos autores comentan que, la clave del éxito está en la actividad creativa de hacer mapas nuevos, no en el perfeccionamiento imitativo y el seguimiento de los ya existentes. Entonces surge la idea de cambiar el paradigma del equilibrio estable, es decir, la creencia de que el éxito a largo plazo procede de la estabilidad, la armonía, la regularidad, la disciplina y el consenso.

El liderazgo en las organizaciones del siglo XXI, pone en movimiento y energiza al equipo de trabajo en torno a la misión compartida de la empresa; en otras palabras, el liderazgo fortalece al equipo, dándole la certeza de que es posible el logro de la misión que se han propuesto y esto es fundamental para la continuidad de la organización.

Un modelo inspirado en el liderazgo complejo, presenta un marco conceptual alternativo, basado en relaciones, interacciones complejas e influencias que ocurren dentro de la organización. Como tal, refleja la complejidad del mundo real, aumenta la relevancia de nuestras teorías del liderazgo y promueve nuevos “insights” para todas las personas que conforman el mundo organizacional actual.

Fuente: http://www.americaeconomia.com/251253-Liderazgo-y-complejidad.note.aspx





Moral en el equipo después de un despido

17 04 2009

6348_4093Hace un par de días me contactó un amigo algo afligido, lo primero que pensé fue temer que había quedado sin trabajo. Afortunadamente, su problema era otro, en su departamento habían hecho una reducción de personal importante y él era uno de los “sobrevivientes”.

La descripción que me hizo del ambiente después de ver partir a sus colegas, era bastante lúgubre y por supuesto la moral del personal sobreviviente no era buena y existía la sensación que “esto no se acaba acá”.

Esta situación me llevó a pensar en aquellas personas que quedan en las organizaciones después de despidos masivos, reducciones o de simplemente aquellas que esperan lo peor en cualquier momento. El objetivo de este artículo es entregar buenas prácticas para conducir un equipo de trabajo en estas situaciones, de modo de mantener o recuperar la productividad, el compromiso y la moral de los empleados sobrevivientes de las crisis.

Planifique: lo primero que se debe hacer es no actuar precipitadamente, decidir quienes, por qué y cuando deben salir de la organización, no es tarea fácil y tiene que estar bien meditada. No es extraño encontrase con que algunas de las labores que realizaba un empleado no pueden ser realizadas por ningún otro y se busquen soluciones ex post. Este tipo de problema es de fácil solución si se planea adecuadamente con antelación la salida y no lo es si es que se enfrenta con los hechos ya consumados.

Comunique: la planificación también debe hacerse cargo de la forma de comunicar los cambios, por qué estos son necesarios y como se prestará ayuda a los sobrevivientes, para lo cual deben estar consideradas las reasignaciones de tareas y responsabilidades.Se deben explicar los planes futuros, como la empresa piensa salir de la crisis actual y el rol que cada empleado va a cumplir en esta nueva etapa.

La comunicación es una calle de doble tránsito, por lo que se tiene que estar abierto a escuchar a aquellos empleados que quedan, ellos pueden pasar por un período de pena y culpa, por lo que los jefes deben ser capaces de prestar consuelo y dirección, para lo que es importante estar dispuestos a escuchar bastante y a veces hablar poco.

Sea confiable: muchos de los sobrevivientes pueden sentirse traicionados o a lo menos desilusionados, por lo que debe mostrase íntegro. Si van a seguir los despidos, no diga lo contrario, sea una persona confiable, demuestre preocupación, actúe con integridad y busque la consecución de resultados.

Muestre las oportunidades para los sobrevivientes: Dada la reasignación de responsabilidades, existirán oportunidades de desarrollo para los empleados, algunos de los cuales requerirán capacitación o apoyo, dentro de su planificación trate de prever esta situaciones y anticípese.  Busque la forma de transmitir y entusiasmar a sus empleados a lograr sus nuevas metas y alcanzar sus nuevas metas.

Fuente: http://www.americaeconomia.com/252243-Moral-en-el-equipo-despues-de-un-despido.note.aspx





Chile: lanzan proyecto educativo de RSE

17 04 2009
La iniciativa ha favorecido a más de 60.729 niños en 564 establecimientos escolares del país.
La iniciativa ha favorecido a más de 60.729 niños en 564 establecimientos escolares del país.

La firma chilena Acción RSE lanzó el proyecto asociativo EducaRSE, que busca fomentar la contribución de las empresas a la educación en sectores sociales vulnerables

 La empresa chilena, Acción RSE, lanzó este jueves el proyecto asociativo de Responsabilidad Social Empresarial, EducaRSE, que busca coordinar y fomentar la contribución del sector empresarial a la educación en sectores sociales vulnerables, a través de un modelo asociativo con el sector público y técnico académico.

La iniciativa, que busca potenciar los recursos y conocimientos que las empresas aportan a la mejora de la educación en Chile, está compuesta por 15 proyectos que pertenecientes a las compañías BBVA, Chilectra, Coca Cola, El Mercurio, Endesa Chile, Lipigas, Masisa, Minera Escondida, Oriencoop, Santander, Telefónica, Xstrata Copper y VTR, sumándose la Fundación Chile y el Ministerio de Educación como aliados estratégicos.

“EducaRSE refleja la misión de Acción RSE, ya que de la necesidad de trabajar todos en conjunto, especialmente en los problemas más importantes de la sociedad, nace la asociatividad, que es el camino del futuro”, dijo la presidenta del directorio de Acción RSE, Janet Spröhnle.

Por su parte, el gerente general de la Fundación Chile, Marcos Kulka, explicó la importancia del mejoramiento de la educación como un desafío que involucra a todo el país.

“EducaRSE es una iniciativa histórica que combina tres modelos: la innovación, las redes que congregan a diferentes aliados y un modelo demostrativo exitoso que sin duda se duplicará en otras instituciones”, manifestó.

Finalmente, el gerente general de Acción RSE, Rafael Quiroga, sostuvo que el mayor desafío que debe enfrentar la sociedad chilena es disminuir la brecha de inequidad educacional que afecta a un gran porcentaje de los estudiantes.

“El 83% de los alumnos escolares de los sectores más pobres del país no ingresa a la Educación Superior, sea ésta universitaria o técnico-profesional. Esta es una cifra alarmante que revela la necesidad de buscar proyectos innovadores que integren a los niños y jóvenes de sectores de escasos recursos a una educación de calidad”, expresó.

Los proyectos han favorecido directamente a más de 60.729 niños en 564 establecimientos escolares correspondientes a 108 comunas del país.

Fuente: http://www.americaeconomia.com/253034-Chile-lanzan-proyecto-educativo-de-RSE.note.aspx

 





Antes de postular a una beca…revisa los siguientes consejos

16 04 2009

Conozca algunos puntos que le ayudarán a mejorar el proceso de postulación a una beca para MBA.

Uno de los deseos que comparten miles de empresarios en todo el mundo es la posibilidad de realizar estudios de postgrado en el extranjero con ayuda de becas, principalmente como forma de apertura a otras culturas, y conocimiento de otros entornos empresariales. Por otro lado,  buscamos el enriquecimiento de nuestro currículum profesional, lo que nos permite abrir mayores oportunidades laborales.

Sin embargo, esta tarea no es tan sencilla, porque además de la escasez de estos beneficios, es vital encontrar una beca que se ajuste a las necesidaes de cada persona, además que preparar la aplicación a la misma requiere paciencia, dedicación y dinero. Con respecto a esto, el sitio web de ‘Universia’ pone a disposición de los internautas una serie de aspectos a tener presentes y que ayudarán a enfocar aquella búsqueda.

1. Lo primero se debe tener en claro qué se desea estudiar y dónde, ya que casi todas las convocatorias piden como primer requisito que el candidato ya esté admitido al programa y que no lo haya iniciado, aunque algunas becas aceptan que estos ya hayan comenzado.

2. Como lo primero es tener la admisión, es necesario asegurarse de estar realizando el trámite en una universidad que expide títulos válidos y que posteriormente permita homologarlos ante el Ministerio o Secretaría de Educación de nuestro país.

3. Realizar una recopilación de certificados de notas, diplomas, actas de grado, y otros documentos que se nos entregaron al momento de obtener el título de profesionales. Lo ideal es tenerlos en formato original y una copia digital (preferiblemente en formato JPG).

4. El idioma. Ciertas convocatorias exigen un certificado oficial que pruebe los conocimientos en inglés, así que se debe tener a la mano los resultados de un IELTS o TOELF recientemente presentado.

5. ¿Dónde buscar una beca a la cual aplicar?. El primer lugar para iniciar la búsqueda es en los sitios web de las embajadas en el país en que vivimos, en los sitios web de entidades convocantes nacional o internacionalmente conocidas y en los sitios web de las universidades a las que queremos ingresar.

Ahora, hay un aspecto muy importante al momento de realizar esa búsqueda y es el idioma, en otras palabras, si se desea estudiar en Estados Unidos es recomendable buscar convocatorias de becas en inglés, si es en Francia, en francés, y así sucesivamente. Hay muchas convocatorias para países de habla hispana que no son traducidas al español porque se supone que si el candidato pretende estudiar en una universidad de ese país domina el idioma que se habla en el mismo.

6. Nunca quedarse con una sola convocatoria, mínimo dos, si no resulta una por lo menos queda la expectativa de otra.

7. Tiempo. El proceso de aplicación a una beca generalmente toma 1 año, es decir, que quienes apliquen en estos momentos son personas que piensan iniciar sus estudios para finales de 2009 o principios del 2010.

8. Dinero. La papelería, exámenes, certificados y demás requisitos necesarios para postular a las becas implica dinero para asumir esos gastos, aún más si resulta seleccionado.

9. Paciencia y dedicación. Recopilar toda la documentación que exige una convocatoria es también una forma de poner a prueba la paciencia de los postulantes. El cumplir a cabalidad los requisitos exigidos aumenta las probabilidades de salir seleccionados.

Fuente: Universiablogs

www.altonivel.com.mx